Karla – Una mujer que va contra la corriente

Mar 15, 2020Historias de integración

Karla – Una mujer que va contra la corriente

Karla es una mujer ecuatoriana, casada y madre de 2 hijos, que pisó tierra sueca desde el 2001. Muchos de nosotros seguramente ya hemos escuchado su voz el programa de radio Buenos Días Estocolmo transmitido en Radio Bahía, pero lo que no conocemos es su historia de vida en Suecia la cual es sin lugar a duda una fuente de inspiración.

 

Desde que Karla llegó a Suecia inició su vida laboral con trabajos de limpieza al mismo tiempo que estudiaba el idioma sueco. Poco tiempo después de llegar a Suecia, Karla quedo en embarazo y tuvo su primera hija. Al reintegrarse a la vida laboral en Suecia, ella empezó a trabajar en la empresa de su hermano la cual ofrece servicios de construcción y renovación. En este trabajo Karla comenzó a hacer cosas que tradicionalmente les pertenecen a los hombres, como pintar, demoler paredes, y demás trabajos dentro del área de construcción. En medio de sus actividades, Karla tuvo que encontrar un ritmo donde pudiera estudiar el idioma, trabajar y cuidar a su hija, aunque su madre fue una gran ayuda ya que cuidaba a la niña cuando Karla no podía.

Una vez Karla finalizó su estudio del idioma, tuvo interés en estudiar para ser electricista lo cual logró y en el 2012, ella se tituló como electricista. Sin embargo, para poder ejercer este trabajo Karla necesitaba completar horas de práctica y fue en esto donde se presentaron impedimentos. De hecho, ella no pudo completar las horas de práctica ya que las empresas donde ella buscaba practicar la rechazaban en gran parte por ser mujer.

El no poder trabajar como electricista no detuvo a Karla de querer avanzar, al contrario, esto la motivó a buscar una carrera donde ella pudiera usar sus conocimientos de electricista. Por esta razón, Karla se preparó para ser reparadora de ascensores. Una vez más, Karla escogió algo que generalmente es para hombres, de hecho, ella fue la única mujer en su clase. Para este entonces, Karla ya tenía su segundo hijo quien ya tenía 2 años lo que demandaba más esfuerzo de ella ya que debía dejar a su hijo en el dagis a las 8 de la mañana para luego ir a sus estudios. Esta labor luego la tomo su esposo y a veces su madre cuando Karla tenía que empezar a las 7 de la mañana.

Gracias al estudio de reparación de ascensores, Karla trabaja para la empresa alemana Thyssenkrupp ejerciendo sus conocimientos y ahora goza de lo que desde un inicio siempre ha sido su meta, tener un trabajo fijo donde ella pueda hacer algo que le guste. Karla comenta que en su trabajo no es extraño ver personas que la miran de arriba a abajo sorprendidos de que ella sea la que repara los ascensores, pero esto es algo con lo que ella se ha acostumbrado.

Su anécdota

Una de sus anécdotas viene de cuando ella llamó a la Policía para reservar una hora para arreglar uno de los ascensores de esta entidad que estaba dañado. Al llamar nadie le respondió y por ello Karla dejó un mensaje para que la llamaran de vuelta. Poco tiempo después, una mujer que trabaja en la Policía llama a Karla y pregunta por el reparador del ascensor, Karla responde “yo soy” a lo cual la mujer responde “disculpe, es que yo estoy buscando al reparador de ascensores”. Cuando Karla fue a reparar el ascensor, esta mujer se disculpó ya que en un principio no creyó que una mujer podía reparar ascensores, y también se disculpó por no creer que una mujer podía estar en esa profesión estando ella misma en una entidad donde prevalecen los hombres.

Sobre la integración en Suecia

En lo relacionado a su integración en Suecia, ella agradece a su mamá y a su hermano quienes han sido una ayuda en su proceso de integración en el país. Su esposo y sus hijos han sido y son de igual forma un apoyo para ella y han sido quienes le han dado fuerza para conseguir sus metas.

Karla se ha sentido bien recibida y acogida en el Suecia. Sin embargo, ella percibió que el hecho de ser mujer e inmigrante a la misma vez fue un gran impedimento para establecerse laboralmente lo cual no fue fácil.

Consejo para integrarse en Suecia

  • Luchar por el sueño que se tenga

Consejo para aprender sueco

  • Estudiar el SFI ya que es gratuito y es una herramienta que va a ayudar en el futuro.

Patricia - Una mujer que ha luchado por sus metas

Espere esta historia el 21 de marzo

Suscríbete al boletín de noticias

Mantente actualizado con nuestra información y noticias

Suscribiéndote a nuestro boletín aceptas nuestra política de manejo de datos. Preguntamos tu país de origen para generar contenido de mayor interés para ti. 

País de origen