Alquiler de segunda mano

El alquilar vivienda de segunda mano es una forma de alquiler de vivienda muy común en Suecia. La expresión de segunda mano se debe a que la vivienda se alquila de otra persona que es dueña de la vivienda o que tiene un contrato de alquiler de primera mano. La principal diferencia entre un contrato de alquiler de segunda mano y un contrato de primera mano es que el contrato de segunda mano no es indefinido como el de primera mano. En algunos casos se estipula que el alquiler es por tiempo indefinido, pero eso no significa que el contrato pueda ser cancelado por el arrendador, lo cual es inusual cuando se trata de un contrato de primera mano.

Por otra parte, el valor del arriendo en un contrato de segunda mano es usualmente más alto que el valor original del arriendo debido a que le es permito al arrendador agregar un valor sobre el arriendo. Sin embargo, este valor no puede ser puesto según la voluntad del arrendador, sino que hay reglas que regulan cuanto se le puede agregar al arriendo.

Se recomienda que siempre se haga un contrato firmado así haya mucha confianza entre el arrendador y el arrendatario. En el contrato se establece tiempo de contrato, valor del arriendo, y condiciones de cancelación. En Suecia todo contrato verbal es tan valido, sin embargo, en recomendable tener un documento que muestre lo que se ha acordado en caso de algún malentendido o diferencias.

Suscríbete al boletín de noticias

Mantente actualizado con nuestra información y noticias

Suscribiéndote a nuestro boletín aceptas nuestra política de manejo de datos. Preguntamos tu país de origen para generar contenido de mayor interés para ti. 

País de origen
Share This