Alquiler de primera mano

En tener vivienda en alquiler es la forma de vivienda más común en Suecia. Esta forma de vivienda consiste en que la persona no es dueña de la vivienda sino la alquila. Hay dos formas de alquiler, el primero es cuando la persona alquila su vivienda directamente de la casa arrendataria lo cual se llama comúnmente alquiler de primera mano. La segunda forma es cuando la persona alquila una vivienda de otra persona que es dueña de la vivienda o tiene una vivienda en alquiler. A este tipo de alquiler se le llama alquiler de segunda mano.

Alquiler de primera mano

Para adquirir una vivienda en alquiler de primera mano, se debe contactar a una casa arrendataria e inscribirse como solicitante de vivienda, a esto se le llama, inscribirse a la cola de espera de vivienda. La expresión inscribirse a la cola de vivienda nace del hecho que es el tiempo de espera dentro de la cola lo que influye en que uno como solicitante reciba una oferta de vivienda. Generalmente, en las diferentes ciudades de Suecia, hay colas de vivienda comunes donde se publican las opciones de viviendas en alquiler de diferentes casas arrendatarias.

El proceso para adquirir una vivienda en alquiler por medio de una cola de vivienda comienza cuando la persona se inscribe a la cola. Las viviendas disponibles son ofrecidas principalmente a las personas con mayor tiempo en la cola, las cuales son invitadas a ver la vivienda para ver si es de su interés o no. En caso de que la persona esté interesada la vivienda después de haberla visto, la persona debe aceptar la vivienda. Una vez aceptada la vivienda, la persona debe mostrar que tiene recursos económicos suficientes para poder pagar el arriendo mensual. Una vez la persona haya demostrado que tiene la solvencia económica para pagar el arriendo, se firma un contrato con la casa arrendataria.

Ventajas de alquiler de primera mano

Una de las principales ventajas del alquiler de primera mano en Suecia, es que, el tiempo del contrato es prácticamente de por vida. Esto se debe principalmente a que la vivienda no se alquila de una persona privada sino de una empresa, lo cual ofrece estabilidad. Sin embargo, el contrato puede ser abolido en caso de retraso continuo u omisión de pago de arriendo, y por no cumplir los requisitos de buen comportamiento dados por la casa arrendataria.

Otra ventaja del alquiler de primera mano es que es la casa arrendataria la que se encarga del mantenimiento de la vivienda. En caso de algún daño por desgaste o mal funcionamiento de algún elemento de la vivienda, es la casa arrendataria que entra a hacer las reparaciones necesarias.

Suscríbete al boletín de noticias

Mantente actualizado con nuestra información y noticias

Suscribiéndote a nuestro boletín aceptas nuestra política de manejo de datos. Preguntamos tu país de origen para generar contenido de mayor interés para ti. 

País de origen
Share This